Últimas Noticias

RFID para control de calidad en procesos de producción

El RFID para control de calidad en procesos de producción es una de las aplicaciones de la tecnología RFID, entre las muchas y muy variadas que hay, pero, aún así, con los avances tecnológicos y con la aparición de nuevas necesidades, todavía se desarrollan nuevas aplicaciones y soluciones para dar respuesta a realidades en constante transformación. En este anterior artículo sobre etiquetas RFID, puedes encontrar una explicación muy útil en torno a las principales aplicaciones de la tecnología RFID.

En este artículo vamos a exponer de qué manera la tecnología RFID contribuye a un mejor control de calidad en los procesos de producción.

Trazabilidad en la fabricación de productos personalizados

Hoy en día, los fabricantes se enfrentan al reto de cubrir la demanda de productos personalizados, por ejemplo, modelos de coche configurados según las preferencias del cliente, o zapatillas deportivas con la combinación de colores, materiales y talla elegida por el comprador a través de la tienda online.

Estas nuevas necesidades actuales de los fabricantes han aumentado la demanda de sistemas RFID para la trazabilidad, debido a su alta fiabilidad de recolección y gestión de datos y al aumento de la rentabilidad que suponen. Los sistemas RFID operan en la fabricación de manera transversal contribuyendo a la mayor efectividad en diversos procesos, como por ejemplo:

—en el seguimiento de activos,
—en el flujo de materiales,
—en el control de la producción,
—en el seguimiento a lo largo de la cadena de suministro.

A día de hoy, tener implementado un sistema RFID para la trazabilidad y el control de la calidad es la única manera de operar con verdadera inteligencia de negocio. La precisión de los datos gracias a la tecnología RFID ha permitido un mayor desarrollo de la automatización en la fabricación. Evitando los errores de la recopilación manual y reduciendo los tiempos de los procesos, financieramente, el coste disminuye a la vez que la calidad aumenta.

Otra de las ventajas de la implementación de un sistema RFID en el proceso de producción, es que facilita la visibilidad de todo el flujo de trabajo. Con esta mayor visibilidad se facilita una mejor y mayor comprensión de los procesos de principio a fin. De esta manera la toma de decisiones es más acertada gracias a estar mejor informada. A mejores decisiones, mayor calidad.

Seguridad en la cadena de suministro y en el flujo de trabajo

Con un sistema RFID aumenta la seguridad de los productos y también de la maquinaria. Las averías de una máquina son registradas en su etiqueta RFID, así como las acciones de reparación, creando un informe accesible de forma rápida y efectiva, además de contribuir a decidir e implementar mejores acciones preventivas para evitar paros de producción debidas a averías. Los costes que suponen las averías en las máquinas (paros de producción, errores en la fabricación, reparaciónes, sustitución de componentes, etc.) se ven reducidas siguiendo este sistema de control de calidad basado en la aplicación de la tecnología RFID.

Por otro lado, todos los activos son localizables a gran velocidad y con exactitud, redundando en la calidad de la producción. En otros artículos anteriores hablamos sobre cómo la tecnología RFID ahorra costes evitando roturas de stock o, todo lo contrario, acumulación excesiva de un producto, como por ejemplo en este dedicado a cómo valorar costes y beneficios de una implementación RFID.

La mayor visibilidad a tiempo real y de forma muy exacta de toda la cadena de suministro, también es un factor que acaba repercutiendo en un mayor control de calidad en los procesos de producción.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. En Trace ID somos fabricantes de etiquetas RFID, únicos en España y pioneros en Europa. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para tus consumibles RFID.

Fotografía principal de Louis Reed en Unsplash.
RFID para control de calidad en procesos de producción