Sobre RFID

RFID para control de calidad en procesos de producción

El RFID para control de calidad en procesos de producción es una de las aplicaciones de la tecnología RFID, entre las muchas y muy variadas que hay, pero, aún así, con los avances tecnológicos y con la aparición de nuevas necesidades, todavía se desarrollan nuevas aplicaciones y soluciones para dar respuesta a realidades en constante transformación. En este anterior artículo sobre etiquetas RFID, puedes encontrar una explicación muy útil en torno a las principales aplicaciones de la tecnología RFID.

En este artículo vamos a exponer de qué manera la tecnología RFID contribuye a un mejor control de calidad en los procesos de producción.

Trazabilidad en la fabricación de productos personalizados

Hoy en día, los fabricantes se enfrentan al reto de cubrir la demanda de productos personalizados, por ejemplo, modelos de coche configurados según las preferencias del cliente, o zapatillas deportivas con la combinación de colores, materiales y talla elegida por el comprador a través de la tienda online.

Estas nuevas necesidades actuales de los fabricantes han aumentado la demanda de sistemas RFID para la trazabilidad, debido a su alta fiabilidad de recolección y gestión de datos y al aumento de la rentabilidad que suponen. Los sistemas RFID operan en la fabricación de manera transversal contribuyendo a la mayor efectividad en diversos procesos, como por ejemplo:

—en el seguimiento de activos,
—en el flujo de materiales,
—en el control de la producción,
—en el seguimiento a lo largo de la cadena de suministro.

A día de hoy, tener implementado un sistema RFID para la trazabilidad y el control de la calidad es la única manera de operar con verdadera inteligencia de negocio. La precisión de los datos gracias a la tecnología RFID ha permitido un mayor desarrollo de la automatización en la fabricación. Evitando los errores de la recopilación manual y reduciendo los tiempos de los procesos, financieramente, el coste disminuye a la vez que la calidad aumenta.

Otra de las ventajas de la implementación de un sistema RFID en el proceso de producción, es que facilita la visibilidad de todo el flujo de trabajo. Con esta mayor visibilidad se facilita una mejor y mayor comprensión de los procesos de principio a fin. De esta manera la toma de decisiones es más acertada gracias a estar mejor informada. A mejores decisiones, mayor calidad.

Seguridad en la cadena de suministro y en el flujo de trabajo

Con un sistema RFID aumenta la seguridad de los productos y también de la maquinaria. Las averías de una máquina son registradas en su etiqueta RFID, así como las acciones de reparación, creando un informe accesible de forma rápida y efectiva, además de contribuir a decidir e implementar mejores acciones preventivas para evitar paros de producción debidas a averías. Los costes que suponen las averías en las máquinas (paros de producción, errores en la fabricación, reparaciónes, sustitución de componentes, etc.) se ven reducidas siguiendo este sistema de control de calidad basado en la aplicación de la tecnología RFID.

Por otro lado, todos los activos son localizables a gran velocidad y con exactitud, redundando en la calidad de la producción. En otros artículos anteriores hablamos sobre cómo la tecnología RFID ahorra costes evitando roturas de stock o, todo lo contrario, acumulación excesiva de un producto, como por ejemplo en este dedicado a cómo valorar costes y beneficios de una implementación RFID.

La mayor visibilidad a tiempo real y de forma muy exacta de toda la cadena de suministro, también es un factor que acaba repercutiendo en un mayor control de calidad en los procesos de producción.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. En Trace ID somos fabricantes de etiquetas RFID, únicos en España y pioneros en Europa. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para tus consumibles RFID.

Fotografía principal de Louis Reed en Unsplash.
RFID para control de calidad en procesos de producción
Leer más

Etiquetas RFID para procesos de producción en la industria de automoción

En la industria de automoción está creciendo el uso de dispositivos de lectura, escritura y etiquetas RFID en cada paso del proceso de producción, porque es la forma más fiable de identificar las piezas que corresponden a cada automóvil configurado por cada cliente final.

Un sistema RFID puede cubrir todas las necesidades de identificación de todas las tareas de planta desde planchistería a montaje final. La mayoría de personalizaciones de un automóvil se materializan durante el montaje, por lo que en la línea de producción se suceden multitud de versiones de un mismo modelo. Con las soluciones RFID la identificación de cada pieza y cada automóvil es exacta y actualizada a tiempo real.

La tecnología RFID no solo es fiable y veloz, también es muy resistente ante las inclemencias de la fabricación, como altas temperaturas o sustancias corrosivas. Las etiquetas RFID que se usan en este tipo de implementaciones industriales son etiquetas de un solo uso que suelen ser destruidas durante o al final del proceso de fabricación.

Etiquetas RFID adecuadas para procesos de producción en automoción

Por un lado, están las etiquetas RFID que deben funcionar sobre metal (que interfiere en el funcionamiento de las ondas de radiofrecuencia), y por otro, las que estarán sobre plásticos duros, vidrio y otros materiales.

Además los materiales en los que deberán estar los inlay (antena RFID con chip insertado sobre un substrato) han de ser resistentes a las temperaturas adecuadas y a las sustancias que se usen en la fabricación.

Las etiquetas RFID que trabajan sobre metal se adhieren a la pieza y suelen estar sobre un material que separe de uno a dos milímetros la antena del metal, para que este no interfiera en el rendimiento de la etiqueta RFID. Otra solución para etiquetar con RFID piezas de metal es usar bridas, de manera que la etiqueta queda colgada y no adherida a la chapa, pero esta solución no siempre es posible por cuestiones como el tipo de manejo de las piezas.

En cuanto a las etiquetas RFID que van a adherirse en piezas de plástico duro, estas son etiquetas RFID adhesivas que no necesitan esa distancia entre la pieza y la antena.

Si necesitas más información sobre etiquetas RFID para procesos de producción ponte en contacto con nosotros que somos fabricantes pioneros en Europa y únicos en España de etiquetas RFID.

Autor de la fotografía principal: Mixabest.

Etiquetas RFID para procesos de producción en la industria de automoción
Leer más

Directivas y reglamentos aplicables a los fabricantes de etiquetas RFID

Como fabricantes de etiquetas RFID nos mantenemos vigilantes a estar actualizados en relación a todas las directivas y normativas que se apliquen a la producción y comercialización de etiquetas RFID. ¿Sabes cuáles son? En este artículo te informamos.

El Reglamento REACH

El Reglamento REACH es el procedimiento más exhaustivo y actualizado de gestión y control de productos químicos que existe en el mundo, con el objetivo de preservar la salud humana y el medio ambiente frente a los riesgos de los productos químicos.

El reglamento REACH entró en vigor en 2007, y el pasado junio de 2018, la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) y el Consejo Europeo de la Industría Química (CEFIC) suscribieron un acuerdo de cooperación para mejorar el seguimiento y control de las sustancias químicas para la seguridad humana y medioambiental.

Este reglamento es de aplicación en toda la industria, incluso en empresas que en principio podría parecer que no están ligadas a este compromiso. Según sea su papel en la industria (fabricante de sustancias químicas, distribuidor, importador, usuario intermedio, proveedor de artículos, etc.) registrará e informará sobre su conformidad REACH de diferente manera.

Como fabricantes de etiquetas RFID, por tanto usuarios intermedios, debemos controlar que todos nuestros proveedores, a los que compramos sustancias y materiales, producen de conformidad al Reglamento REACH, por ejemplo, los proveedores de papeles adhesivos con los que hacemos las etiquetas.

Para explicarlo de forma muy resumida, cumplir el Reglamento REACH significa que las sustancias de la lista ECHA están ausentes o en sus niveles aceptables para la salud y el medioambiente en los productos.

En Trace ID recopilamos y mantenemos actualizados los certificados REACH de nuestros proveedores para poder afirmar que nuestras etiquetas RFID resultantes son conformes a este Reglamento.

Directiva RoHS

La Directiva RoHS (Restricción de Sustancias Peligrosas) fue adoptada por el Consejo de la Unión Europea en 2003 y establece la ausencia de sustancias consideradas nocivas en equipos y/o materiales eléctricos y electrónicos. Estas sustancias son peligrosas para la salud humana, por tanto, está prohibido su uso en aparatos eléctricos y electrónicos, o su presencia está limitada a determinadas cantidades.

La Directiva RoHS se aplica solo a los equipos eléctricos y electrónicos del mercado (y a todos sus componentes internos), como equipos de tecnología de la información y telecomunicaciones, electrodomésticos grandes y pequeños, equipos de iluminación, equipos eléctricos y electrónicos, juguetes, equipos de entretenimiento y deportivos, y máquinas expendedoras.

La información y los documentos que demuestren que los productos son conformes con las restricciones especificadas en la Directiva RoHS deben conservarse durante cinco años desde el momento en que el producto se comercializa. Todos los años, los fabricantes están obligados a actualizar sus certificados RoHS.

Las sustancias que regula la Directiva RoHS son:

  • Plomo (Pb) < 1000 ppm
  • Mercurio (Hg) < 100 ppm
  • Cadmio (Cd) < 100 ppm
  • Cromo hexavalente (Cr VI) < 1000 ppm
  • Bifenilos polibromados (PBB) < 1000 ppm
  • Éteres de difenilo polibromados (PBDE) < 1000 ppm
  • Ftalato de butilbenceno (BBP) < 1000 ppm
  • Ftalato de dibutilo (DBP) < 1000 ppm
  • Ftalato de diisobutilo (DIBP) < 1000 ppm

Como fabricantes de etiquetas RFID seguimos a nuestros proveedores de chips y antenas para que nos mantengan actualizados con sus certificados RoHS.

Directiva RED de dispositivos electrónicos

Photo: Nicolas Thomas en Unsplash.

Directiva RED

La Directiva RED (Directiva sobre los Equipos Radio Electrónicos) regula la comercialización e idoneidad de equipos radio electrónicos y entró en vigor en 2017.

La Directiva RED define “equipo radioeléctrico” como un producto eléctrico o electrónico que emite o recibe intencionadamente ondas de radio para fines de radiocomunicación, o bien un producto eléctrico o electrónico que requiere un accesorio (por ejemplo, una antena) para emitir o recibir intencionadamente ondas de radio para la radiocomunicación. Las “ondas de radio” se definen como ondas electromagnéticas de frecuencias inferiores a 3000 GHz que se propagan por espacio sin cables..

Como fabricantes de etiquetas RFID pasivas, nuestros consumibles RFID están exentos de esta certificación. En cambio, si la necesitan etiquetas RFID activas (que están provistas de una batería para emitir intencionadamente) y otros dispositivos RFID como los lectores.

Contacto con alimentos, productos sanitarios, textiles y otros

Para terminar, señalaremos que cada etiqueta RFID debe cumplir los reglamentos que se le apliquen dependiendo de su uso final; por ejemplo, aquellas etiquetas RFID que han de estar en contacto con alimentos, deben estar estancas (en sandwich) entre materiales que tengan los certificados que demuestran su conformidad con la Regulaciones Europeas de Contacto con Alimentos, como la EC 1935/2004, la EC 2023/2006 y la EC 10/2011.

Esperamos que este artículo haya sido esclarecedor en relación a las directivas y reglamentos aplicables a la fabricación y comercialización de etiquetas RFID. Si quieres seguir informado sobre la actualidad de la industria de la tecnología RFID, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Directivas y reglamentos aplicables a los fabricantes de etiquetas RFID
Leer más

La logística farmacéutica optimizada con etiquetas RFID

Los productos farmacéuticos están sujetos a requerimientos de conservación y seguridad específicos que condicionan la logística farmacéutica (trazabilidad, control de temperatura o cadena de frío, sistema documental, sistema antifalsificación, localización, personalización, etc.). Además, en el transporte y almacenamiento de medicamentos se han de cumplir diversas Directivas de Sanidad y Seguridad, dependiendo del área geográfica o áreas implicadas, y tipos de medicamientos.

En este artículo vamos a mostrar la principales necesidades específicas de la logística farmacéutica que cubre la tecnología RFID.

Evitar las falsificaciones de medicamentos

Vívimos en la era de las falsificaciones, no hay diseño o packaging que no se puedan falsificar. En la industria farmacéutica este problema también existe, con el agravante que las consecuencias de consumir un medicamento falsificado podrían ser dramáticas. En cambio, cuando un medicamento va etiquetado con una etiqueta RFID, el sistema de codificación de origen del laboratorio impide la falsificación, dado que la etiqueta RFID lleva en su memoria un número único para identificar ese recipiente único. Ese número guardado en la etiqueta, no solamente identifica a un único recipiente, también lo incluye en un lote, en una receta y en una patente y una marca.

Etiquetas RFID para logística farmacéutica

Etiquetaje de medicamentos personalizados

La medicina está ahondando cada vez más en la efectividad de los tratamientos personalizados, como el método más eficaz para curar una misma enfermedad en pacientes diferentes. Por ejemplo, un tipo de cáncer específico necesita estrategias sensiblemente diferentes dependiendo del historial de cada paciente. Para este tipo de medicaciones personalizadas, el etiquetaje RFID evita errores a la vez que facilita el almacenamiento, el transporte y la generación de documentación. Gracias a un sistema RFID bien implantado, estas medicaciones están perfectamente controladas.

Control de la medicación de pacientes hospitalizados

Por otro lado, un paciente etiquetado con RFID gracias a la pulsera hospitalaria con la que le identifican al ser ingresado, es un paciente que lleva consigo todo su historial, la medicación y toda su información. de esta manera se evitan muchos errores en la medicación.

Localización de lotes para su retirada

Cuando un lote en concreto debe ser retirado de la distribución, si los productos farmacéuticos están marcados con etiquetas RFID para logística farmacéutica, es muy fácil localizar todos los ítems de un mismo lote para su retirada de la cadena de suministro farmacéutico.

De qué manera se etiquetan los medicamentos con RFID

Las etiquetas RFID pueden estar colocadas en los recipientes de medicamentos de diferentes formas. Una forma puede ser la inserción en el mismo frasco contenedor por inyección. Otra puede ser la etiqueta adherida en el pote o caja. Una tercera opción, puede ser sujetarla como una bandera al frasco o tubo. En este sentido, lo importante es que la etiqueta RFID esté sujeta al producto de forma muy robusta, para que no se separe de él durante el transporte y almacenamiento.

¿Estás interesado en comprar etiquetas RFID para logística?
¡Contacta con nosotros!

La logística farmacéutica optimizada con etiquetas RFID
Leer más

Aplicaciones RFID: Cómo calcular la inversión y los beneficios

La implementación de aplicaciones RFID aumenta cada día más y no es una tendencia que tenga un techo cercano, sinó más bien todo lo contrario, el número de empresas que irán implementando sistemas RFID en sus procesos irá en aumento. En este artículo no vamos a entrar en las razones de por qué es tan importante para las empresas optimizar la eficiencia de sus procesos gracias a la tecnología RFID. Sinó que vamos a centrarnos en cómo pueden las empresas valorar y cuantificar los gastos y beneficios de invertir en aplicaciones RFID, de una manera sencilla y general.

Tres casos de éxito y una apuesta segura que pueden animarte a dar el paso

Sin ánimo de ser exhaustivos, vamos a exponer tres casos de éxito emblemáticos de la implementación de la tecnología RFID, además de lo que llamaríamos una apuesta segura que afectará positivamente de manera mundial, como mínimo, a todas las personas que facturen una maleta, y que supondrá un gran avance en la seguridad gracias a la tecnología RFID cuando viajamos.

En retail, *el caso de Zara es uno de los mayores éxitos que demuestran la rentabilidad de la aplicación RFID para ropa. A partir de 2016, el Grupo Inditex implantó la tecnología RFID en el 100% de las tiendas Zara. Según su presidente, la implementación RFID supondría un ahorro de tiempo de trabajo, la agilización del trabajo logístico, y el conocimiento a tiempo real de la disponibidad de las prendas tanto en tienda como on-line por parte de todos los empleados. Además, su sistema de “etiquetas RFID-Alarma” es reutilizable, por lo que sus hardtags alarma pueden borrarse y recodificarse hasta más de 100 veces. Un dato muy importante es que el sistema RFID permite controlar detalladamente la llamada pérdida desconocida (robos, fraudes de proveedores, errores internos y externos, roturas…) lo que puede suponer una pérdida de producto de hasta un 0,8%, lo que en Inditex podría suponer hasta 100 millones de euros. Ha sido tan bueno el resultado de la implantación de RFID en Zara, que todas las tiendas Pull&Bear, Massimo Dutti y Uterqüe contarán con sistemas RFID en 2020. (*Fuente: Claudia Espejo Repiso, Estudio de las aplicaciones de la tecnología RFID y su grado de implantación, 2018.)

El campo de la logística acumula más de la mitad de la implantación de RFID en el mundo, por eso nuestro siguiente caso también está dentro de este área. Hablamos de la experiencia con la implantación de RFID del grupo de *supermercados Éxito, líderes del retail en América Latina. Grupo Éxito reportó que el costo de la gestión del inventario se redujo nada más y nada menos que un 93% gracias a la implementación de la tecnología RFID, y las mermas se redujeron un 60%. (*Fuente: zonalogistica.com, Implementación de tecnología RFID en Grupo Éxito.)

Para acabar, un caso del éxito de las aplicaciones RFID que muchos no imaginan es la *aplicación RFID para instrumentos quirúrgicos y desechables hospitalarios. Su uso es precisamente para evitar que instrumentos y gasas queden dentro del paciente después de una intervención. Las gasas y las agujas son los objetos más veces olvidados dentro de los pacientes después de una operación. La causa es que el recuento manual no es fiable. Por lo que la tecnología RFID se está imponiendo para evitar estos accidentes que pueden costar vidas. No todos los beneficios de la RFID son económicos, también están vinculados a la mejora de la seguridad en la salud y en otros ámbitos. Gracias a las pulseras RFID identificativas, cada paciente está vinculado a su historial y se reducen los errores en la medicación, las alergias o tratamientos. (*Fuente: intramed.net, Objetos extraños retenidos en pacientes quirúrgicos.)

Finalmente, como apuesta segura por la tecnología RFID, señalamos la decisión de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) de implementar un plan de desarrollo global para etiquetar con RFID todas las maletas, y de esta forma, dar respuesta a las expectativas de los viajeros de tener un tracking exacto y a tiempo real de sus equipajes facturados.

La rentabilidad de las aplicaciones RFID

Calcular la rentabilidad de las aplicaciones RFID tiene la dificultad de cuantificar variables predictivas, como por ejemplo, ¿cuántas ventas pierdo por rotura de stock?, ¿cuánto dinero derrocho en productos que no van a salir del almacén? Vamos a verlo a continuación.

Cómo cuantificar la inversión necesaria

Para calcular la inversión necesaria para nuestra implementación RFID consideraremos como mínimo estos costes:

  1. Adquisición de dispositivos físicos (lectores, impresoras, portales…)
  2. Adquisición de consumibles como las etiquetas RFID.
  3. Adquisición de software.
  4. Coste de diseño del sistema RFID
  5. Costes de reorganización.
  6. Costes de formación de personal.

Todo esto se calcula en presupuestos de los proveedores sin ninguna dificultad. ¿Pero qué pasa con los beneficios, con los cuales queremos no sólo amortizar la inversión, sinó sumar a nuestros beneficios anuales actuales? Sigamos.

Cómo valorar los beneficios

El cálculo de los beneficios de las aplicaciones RFID es mucho más complejo. Para calcular los beneficios resultantes de nuestra implementación RFID consideraremos como mínimo estos retornos:

  1. Mayor precisión de inventario con menor intervención manual, lo que supone una reducción en horas de trabajo.
    1.1. En este apartado calcularíamos el tiempo por ítem de inventario para conocer el tiempo total anual de realizar el inventario, y con ello obtendríamos el coste del inventario manual. Después lo compararíamos con el tiempo de realizar el inventario automatizado con RFID, y así obtendríamos el beneficio.
  2. Evitar pérdidas, robos, desubicaciones, fraudes. ¿Cuánto dinero suponen las pérdidas desconocidas en tu empresa? El dinero que dejarías de perder evitando las pérdidas desconocidas puedes basarlo en las cifras históricas de inventariado. Kurt Salmon, como podemos ver en la tabla más abajo, calculó la reducción de la pérdida desconocida en un 33,7% en retail.
  3. Evitar roturas de stock. ¿Cómo puedes calcular las ventas que pierdes porque el cliente no encuentra tu producto en la estantería, en la web o no le puedes servir a tiempo? Esta es más compleja de calcular. Según el mismo estudio de Kurt Salmon para Accenture, la reducción de la rotura de stock con RFID es del 40,6%.
  4. Reducción o eliminación de los productos sobrantes. De la misma manera que evitamos las roturas de stock gracias a la velocidad y exactitud de la información que nos brinda un sistema RFID; también podemos evitar proveernos de productos que no tienen tanta salida. ¿Cuánto dinero supone en nuestra empresa los productos que no salen del almacén? Podemos tener cifras aproximadas gracias al histórico. La necesidad de rebajar productos sobrantes para que tengan salida se reduce un 19,6%, según el mencionado estudio.
  5. Mayor velocidad de respuesta a pedidos. ¿Perdemos ventas porque no podemos responder a tiempo?
  6. Envíos más eficientes. ¿Perdemos ventas porque no llegan o llegan demasiado tarde?

Para aproximarnos a un cálculo de los beneficios hemos mencionado el estudio que Kurt Salmon realizó para Accenture en 2016 sobre la aplicación del RFID en el retail (podéis encontrarlo en su web kurtsalmon.com). Con los que hemos realizado la siguiente tabla:

Todo el dinero que ahorramos sumado a todo el dinero de dejamos de perder mas el dinero resultante del aumento de las ventas por una mayor eficiencia gracias a la tecnología RFID serían los beneficios de la implenteción del sistema RFID en la empresa.

En cuánto tiempo se amortiza la inversión y se obtienen beneficios netos del sistema RFID

Así como los beneficios relacionados con la mejora de los procesos, como la velocidad, la eficiencia, la actualización a tiempo real, la comunicación global, se notan inmediatamente después de la implementación del sistema RFID. Los beneficios económicos empiezan a partir de que estos han amortizado la inversión. Lo deseable sería amortizar la inversión entre el primer y segundo año de puesta en marcha de la implementación RFID. Aunque la puesta en marcha de una implementación sigue siendo aún una inversión grande para muchas empresas.

Amortización de un sistema RFID

Amortización de un sistema RFID

Una pregunta que no puedes seguir ignorando:

¿Tiene sentido para mi negocio no implementar un sistema RFID?

Esta es una pregunta que cada organización debe hacerse a sí misma con un único horizonte, el de continuar siendo una empresa rentable y actualizada a su tiempo el día de mañana.

Esperamos que este artículo haya sido útil y os instamos a poneros en contacto con nosotros si tenéis cualquier duda en relación a la compra de vuestras etiquetas RFID.

Fuente de la foto principal: Helloquence en Unsplash.
Aplicaciones RFID: Cómo calcular la inversión y los beneficios
Leer más

Comprar etiquetas RFID para logística de probada eficiencia

Vivimos la revolución de la logística 4.0 que está transformando los procesos, las tecnologías y los paisajes industriales. Es por esto que comprar etiquetas RFID para logística es una cuestión primordial en cualquier industria, dado que en el ámbito de la gestión de la cadena de suministro, la digitalización de todos los procesos se ha impuesto para mejorar el seguimiento logístico a nivel mundial.

Los operadores de comercio electrónico se han consolidado como los motores de la revolución logística que parece no dejar de crecer y transformarse a gran velocidad. Gigantes como Amazon, Rakuten o AliExpress lideran los movimientos de la industria logística y atraen inversores y promotores de perfil dinámico y de riesgo. También son actores principales de la revolución logística grandes compañías como Decathlon, Lidl, Ikea o Apple, que además basan gran parte de su éxito precisamente en la gestión logística.

La revolución logística es de todos

Pero esta revolución también es de la pequeña y mediana empresa, para muchos la cuarta revolución industrial, atraídos por una gestión más eficaz de sus activos, por una disminución de los gastos y también por un aumento de los beneficios. Estas tres ventajas son consecuencia directa de la aplicación de nuevas tecnologías entre las que destaca el RFID para logística, como ya habíamos explicado anteriormente en este artículo sobre por qué las etiquetas RFID aumentan las ventas.

En Trace ID, como fabricantes de etiquetas RFID con clientes y operativa en todo el mundo y asentados en Barcelona (que está evolucionando hacia convertirse en la capital logística del sur de Europa), estamos emocionados y preparados para continuar creciendo con la industria logística aportando nuestra experiencia, conocimiento especializado y dedicación de servicio al cliente.

Carretilla transportando activos con etiquetas RFID para logística

Carretilla transportando activos con etiquetas RFID para logística dentro de una nave. Fotografía de Elevate en Unsplash.

Fabricantes de etiquetas RFID para logística, ¿por cuál decidirse?

¿Cuáles son los indicadores que demuestran a una empresa que lo está haciendo bien? ¿Y que lo está haciendo excelente? Sin lugar a dudas, en un mercado globalizado en el que la competencia es dura y los competidores muy buenos, el mejor indicador de un buen desempeño es la fidelidad de los clientes. Así como, un indicador de la excelencia es que los clientes te recomienden espontáneamente y por propia iniciativa a otros clientes potenciales.

Qué opinan de Trace ID nuestros clientes en cifras

El 14% de nuestros clientes tiene un volumen de facturación con nosotros superior a 200.000€ al año. De estos clientes, el 67% hace más de 5 años que somos sus proveedores de etiquetas RFID, el restante 33% hace más de 3 años que les suministramos etiquetas RFID.

El 18% tiene un volumen de facturación de más de 100.000€. El 50% de estos clientes hace más de 5 años que está con nosotros, el 25% hace más de 3 años, y el otro 25% más de 2 años.

El 23% son clientes de más de 50.000€ anuales de facturación. El 70% de estos clientes lleva más de 5 años repitiendo con nosotros, el 20% más de 4 años y el 10% más de 2 años.

Finalmente, el 45% de nuestros clientes tiene un volumen de facturación de más de 10.000€ anuales, siendo la fidelidad en años de más de 5 años el 32%, más de 4 años el otro 32% y de 3 o menos años el resto.

Fidelidad clientes Trace ID

Fidelidad de los clientes en años y volumen de facturación del período 2013-2018.

El boca oreja funciona en B2B como en B2C

Efectivamente, no hay circunstancia más óptima para agradar a un posible cliente que ser recomendado por alguien de su confianza. En B2B, donde la toma de decisiones es lenta y prudente dadas las grandes pérdidas que una mala decisión puede significar, todavía es más cierto que lo que digan otros industriales de ti es decisorio.

En Trace ID cuidamos y trabajamos nuestra marca digital y nuestras comunicaciones online. Pero sigue siendo la relación con los clientes y el consecuente boca oreja nuestra mejor publicidad. Quién te recomienda es naturalmente esencial, ha de ser una persona de tu mismo sector industrial. Los sectores de negocio de Trace ID se dividen en RFID para ropa, farmacia, bibliotecas, alimentación y otros de variada índole, pero entre todos ellos, destaca el RFID para logística, que representa el 50% de nuestra fabricación.

Sectores de negocio RFID de Trace ID

Sectores de negocio RFID de Trace ID en el periodo 2013-2018.

Crecemos con nuestros clientes

La mayoría de nuestros clientes han tenido tasas de crecimiento superior al 20% en los últimos años y han continuado apostando por nosotros como único proveedor RFID, lo que nos retorna una satisfación fruto de nuestra calidad. Son clientes de Europa, de Asia y de América donde nuestra competencia es feroz, pero implicándonos en los retos del cliente hemos crecido juntos y hemos construido una relación más de socio RFID que de proveedor-cliente. En conclusión, nuestra ventaja competitiva es la calidad y el servicio.

Estas son algunas de las razones por las que nos defendemos como proveedor de etiquetas de RFID para logística, y estaremos encantados de atenderte si te pones en contacto con nosotros a través de este formulario de contacto.

Comprar etiquetas RFID para logística de probada eficiencia
Leer más

Vas a usar etiquetas RFID en tu negocio, ¿conoces todos los formatos?

Si vas a implementar un sistema RFID en tu negocio, vas a necesitar un buen análisis de las necesidades y condicionantes para la correcta aplicación del sistema. El tipo de activo a etiquetar, el ambiente en el que se desarrolará el sistema y los objetivos a cubrir por la implementación, serán las características decisivas a la hora de diseñar el sistema y elegir sus componentes. En Trace ID, como fabricantes y convertidores de etiquetas RFID, conocemos bien los formatos que mejor se adaptan a las necesidades de un sistema RFID implementado, y en el presente artículo vamos a describírtelos. Pero antes, visita nuestra sección de etiquetas RFID en este enlace para tener una idea sobre las medidas de las antenas RFID.

Formatos más comunes de las etiquetas RFID

Cuando hablamos de formato en este artículo, nos referimos al tamaño y los materiales; y no entramos a describir otras cuestiones como el diseño de la antena, las características del chip o el rango de alcance de cada tipo de etiqueta.

El tamaño y materiales influyen en el rendimiento de la etiqueta y también en su adecuación dentro del sistema RFID. En joyería, necesitaremos etiquetas RFID muy pequeñas, mientras que en un sistema RFID para ropa podemos usar etiquetas RFID de un tamaño medio alrededor de los 5×3 cm.

Para empezar, partimos de saber que un dry inlay es una antena con un chip insertado en una bobina de PET no adhesivo.

Wet inlay

La fabricación de wet inlays es la primera conversión por la que pasan todas las etiquetas RFID, el dry inlay no está troquelado ni está en un soporte que sea adhesivo para poder pegar sobre otra superficie. Todos los dry inlay para ser etiquetas RFID pasan por el proceso de conversión a wet inlay en la que obtendremos etiquetas adhesivas troqueladas sobre una bobina de papel siliconado.

White wet inlay

Los white wet inlays son etiquetas RFID wet que han pasado por una segunda conversión para añadirles un frontal, comúnmente de polipropileno o papel vellum blancos.

Como los white wet son etiquetas RFID con frontal, las podemos imprimir según las necesidades del cliente (con un logo, un código de barras, un texto o número, etc.)

Etiquetas RFID “personalizadas”

Hasta aquí, el nivel de personalización que nos permiten los wet y white wet se limita al tamaño y a la forma del troquel.

Cuando el cliente encarga las etiquetas con un frontal de otros materiales y colores, ya no se fabrica un white wet sinó que el segundo proceso de conversión por el que pasan los wet inlays los transforma en etiquetas RFID con un aspecto más personalizado, y también son imprimibles.

Etiqueta RFID encapsulada

A veces las etiquetas RFID deben quedar estancas entre materiales impermeables y/o especiales. Esto puede ser requerido para evitar el contacto de la etiqueta RFID con el exterior o bien por peculiaridades del ambiente que pueden afectar al rendimiento de la etiqueta. Sería el caso de etiquetas para la industria alimentaria o para lavanderías, por poner dos ejemplos.

Etiqueta RFID sobre foam

Ya hemos mencionado que el ambiente puede afectar al rendimiento de las etiquetas. Un caso muy común de este problema son las etiquetas RFID que han de funcionar en ambientes con una alta presencia de metales. En estos caso se suelen implementar soluciones RFID con etiquetas fabricadas en foam. El foam evita el contacto de la etiqueta RFID con el metal.

Etiqueta RFID sobre PET para altas temperaturas

Otra de las características que pueden afectar al tipo de materiales en los que se fabrican las etiquetas RFID es la temperatura. Existen en el mercado PET que soportan altas temperaturas de hasta 300ºC.

Etiquetas RFID en PET para altas temperaturasHasta aquí hemos dado una primera visión de las opciones para fabricar etiquetas RFID. En resumen, una vez elegido la antena con chip que ya define para emprezar un tamaño, podemos personalizar la forma del troquel, el tamaño de la etiqueta adhesiva y la impresión sobre el frontal, y en casos concretos, otras personalizaciones dependiendo de otras necesidades del cliente.

Para cualquier duda o para obtener más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros siguiendo este enlace.

Fuentes
Imagen principal: montaje de fotografía de Trace ID y vectores de  Rawpixel.com - Freepik.com.
Vas a usar etiquetas RFID en tu negocio, ¿conoces todos los formatos?
Leer más

Una solucion RFID para ropa, ¿es rentable?

Hoy en día, comprar etiquetas RFID para ropa puede ser la decisión que marque el éxito o el fracaso en la efectividad del sistema de trazabilidad para tu negocio de ropa. El séctor de venta minorista de ropa es muy dinámico y cambiante, y a menudo marca el camino de qué innovaciones son necesarias en campos como la logística, el servicio al cliente, el marketing o el e-commerce. La industria de la tecnología RFID obviamente no es ajena a estos retos y en consecuencia se desarrollan soluciones RFID para ropa cada vez más enfocadas a mejorar la efectividad en el sector de la venta minorista de moda y accesorios. A continuación vamos a describir algunas.

Mayor fidelización del cliente gracias a un sistema RFID inteligente

Una solución RFID para ropa no puede conformarse con el control y la seguridad en la cadena de suministro, la mejor gestión logística, y la mayor exactitud de los inventarios actualizados a tiempo real. Estos tres factores son muy importantes pero no suficientes para el sector de la venta minorista de moda y complementos. Además, un buen sistema RFID para ropa puede mejorar mucho la satisfacción del cliente. Al mejorar la satisfacción del cliente, también refuerza su fidelización con la tienda y con la marca.

De qué manera aumenta la fidelización del cliente el RFID para ropa

En primer lugar, tener un control exhaustivo y a tiempo real del inventario, nos da mucha información valiosa sobre el comportamiento de los clientes. Si sabemos de inmediato cuáles son las prendas que más se venden, podremos reaccionar a tiempo para no quedarnos sin estas prendas en la tienda, de esta manera, si el cliente siempre encuentra lo que busca en nuestra tienda, siempre volverá, y además, no perderemos ventas. El comportamiento de los clientes es recurrente, esto quiere decir, que si un cliente siempre encuentra lo que quiere en nuestra tienda, será menos probable que curiosee en otras tiendas, en cambio, si no lo encuentra, irá a otras tiendas en su busca y seguramente repetirá.

Mejorando la experiencia de cliente con etiquetas RFID

En segundo lugar, con el sistema RFID y las etiquetas RFID adecuadas, la etiqueta de la prenda puede aportar una experiencia de cliente más completa y satisfactoria. Estamos hablando de una novedosa solución RFID para ropa, que dota la etiqueta de la prenda de una antena RFID UHF y de otra antena RFID HF (que tiene la misma frecuencia que NFC). La antena UHF es la ideal para trazabilidad RFID en cadena de suministro y gestión logística, en cambio, con la antena HF podemos aportar al cliente una mejor experiencia y así mejoramos su satisfacción. Por ejemplo, el cliente puede escanear con su smartphone la etiqueta HF y obtener información acerca de tallas y colores disponibles, si está el precio rebajado, si tiene un certificado de autenticidad de la marca, o incluso, participar en sorteos y acciones de marketing asociadas a ese producto o marca, entre otras acciones, las cuales derivan en una mayor implicación del cliente con nuestra tienda. Si quieres más información sobre esta solución RFID ponte en contacto con nosotros y pregunta a nuestro técnico sobre la “etiqueta de RFID dual”.

Mayor seguridad para tu negocio de venta de ropa y complementos

Gracias a la trazabilidad por radiofrecuencia, las prendas marcadas no se pierden, se evitan robos, y se asegura su autenticidad. Estos tres factores resultan finalmente en una dismincuión de los gastos y de las pérdidas. Por lo que un sistema RFID siempre es rentable, y además, también es una muy buena inversión.

Fuentes
 Imagen principal: de Yuriy Trubitsyn en Unsplash.
 Imagen secundaria: de rawpixel en Unsplash.
Una solucion RFID para ropa, ¿es rentable?
Leer más

Guía completa sobre etiquetas RFID (II)

Segunda parte: Aplicaciones de la tecnología RFID

En el anterior artículo, la primera parte de esta Guía, describimos de qué manera funciona la tecnología RFID, en el presente artículo vamos a exponer brevemente cómo se aplica la tecnología RFID. Puedes ampliar la información contenida en este artículo con nuestro anterior blog-post: Dónde usas RFID en tu día a día.

La información que damos es genérica, y seguramente ya sabes que en Trace ID personalizamos las soluciones RFID en la medida de lo posible. Si quieres una información más detallada y dirigida a las necesidades de tu negocio, ponte en contacto con uno de nuestros técnicos escribiendo a: info@trace-id.com o rellenando nuestro formulario de contacto.

La importancia de elegir correctamente la etiqueta RFID según su aplicación

Las etiquetas RFID pueden ser muy distintas dependiendo de las especificaciones de cada actividad, como es evidente, no será igual una etiqueta RFID para un producto de joyería, que es muy valioso y de tamaño pequeño, que una etiqueta RFID para UTR (unidades de transporte retornables).

Aplicaciones RFID más comunes

Las etiquetas RFID se diseñan para la trazabilidad de cosas, personas y animales. Cada tipo de negocio o actividad tendrá necesidad de diferentes soluciones RFID, pero además, cada cliente puede necesitar un cierto grado de personalización debido a las características del ambiente y lugar en el que desarrolla su negocio o actividad. Por tanto, las aplicaciones más comunes son las que describimos a continuación, pero en Trace ID siempre tenemos en cuenta y ofrecemos un grado de personalización adecuado a las necesidades específicas de cada cliente.

Gestión de la cadena de suministro

El RFID para cadena de suministros mejora completamente la cadena logística global y aumenta la eficiencia mediante la automatización de los procesos de identificación y seguimiiento. Las empresas de venta minorista más grandes y sus proveedores, actualmente, ya están marcando todos sus palés, cajas y artículos con etiquetas RFID. Entre los beneficios más significativos de trabajar con un sistema RFID global implantado, están: un mejor servicio al cliente, una facturación más rápida, la mayor precisión de los envíos (con entregas más rápidas y fiables), menos roturas de stock. Todos estos beneficios desembocan en la optimización de los procesos, la agilización de la documentación, ahorro en los costes y mayores ganancias económicas.

Etiquetas RFID para cadena de suministros.

Etiquetas RFID para cadena de suministros.

Venta al por menor

Ya habíamos hablado de los beneficios de la tecnología RFID para una mayor satisfacción del cliente y para aumentar las ventas. Para resumir, simplemente pondremos el acento en que gracias a la tecnología RFID, aumentamos la seguridad en el seguimiento de los artículos para evitar robos y pérdidas, así como para luchar contra las falsificaciones. También gracias a los sistemas RFID, la logística entre la fabricación, los centros de distribución y las tiendas, es más ágil y efectiva. Por descontado, la efectividad del e-commerce también se ve incrementada con una aplicación RFID adecuada. Los sectores de la venta minorista en las que la tecnología RFID se ha vuelto imprescindible son:

  • La industria de la moda: ropa, zapatos y complementos
  • Joyería
  • Cosmética

Trace ID tiene experiencia en los tres sectores, y es sobre todo en RFID para joyería en el que más extensamente nos hemos implantado.

Industria de la salud: hospitales

El sistema sanitario necesita de aplicaciones y herramientas para hacer posible la gestión, la seguridad y el seguimiento de activos y personas en los hospitales y entre todos los centros que integran ese sistema globalmente, desde los centros de atención primaria a los grandes hospitales estatales. Es por todo esto que la tecnología RFID para la industria sanitaria es una herramienta indispensable hoy en día y que seguirá creciendo e implantándose con profundidad.

El RFID para hospitales es útil, básicamente, para marcar herramientas de quirófano y deshechables de uso quirúrgico, de los que se ha de tener un control muy preciso para evitar accidentes o pérdidas. También para el control de acceso de pacientes y personal a las diferentes zonas del hospital, así como el enlace de cada paciente con su historial a través de la información almacenada en su etiqueta RFID.

Control de acceso

Las empresas, organizaciones e instituciones necesitan en sus edificios sistemas de control de acceso y trazabilidad de las personas. Por seguridad y por recopilación de información muy valiosa para la gestión de personas en organizaciones. Los sistemas de control de acceso también se usan en hoteles para el bloqueo de las puertas y el ahorro de energía.

Etiquetas RFID para el control de acceso y el bloqueo de puertas.

Etiquetas RFID para el control de acceso y el bloqueo de puertas.

Aviación y control de equipajes

El seguimiento y gestión de equipajes en aeropuertos y transporte aereo es mucho más fácil, seguro y efectivo gracias a la tecnología RFID.

Cronometraje deportivo

Llevar el control de los tiempos de los participantes en carreras y otros eventos deportivos, es otra de las maneras más comunes de aprovechar las posibilidades de la tecnología RFID.

Bibliotecas, archivos y control de documentos

La gestión de bibliotecas y documentación ha sido tradicionalmente un trabajo muy manual gestionado unidad por unidad. En cambio, cuando los libros y/o documentos están provistos de una etiqueta RFID que los dota de un número identificativo único, el seguimiento es más preciso y efectivo, además que es un trabajo menos tedioso, ya que el sistema puede leer la identificación de muchas unidades a la vez, evitando la identificación manual unidad por unidad.

Control de temperatura en la cadena de frío

La principal preocupación de la industria alimentaria es la seguridad sanitaria de los productos, por lo que el control de la temperatura en la cadena de frío de los productos es esencial. En próximos artículos hablaremos de las experiencias de Trace ID como fabricante de etiquetas RFID para la industria alimentaria, entre las que hay el desarrollo de una etiqueta con batería para el seguimiento de la temperatura de un artículo alimentario. Pero si tu interés está centrado en alguna solución dentro de la industria alimentaria, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El futuro de la tecnología RFID

La tecnología RFID tiene muchos retos por delante y caminos abiertos por desarrollar. Sobre todo en los ámbitos de un mejor servicio al cliente en el sector minorista, con la aparición de las etiquetas duales, que integran una antena UHF con una antena HF, y en el sector de hospitales y centros de atención primaria del sistema sanitario.

Guía completa sobre etiquetas RFID (II)
Leer más

Guía completa sobre etiquetas RFID (I)

Primera parte: La fabricación de la etiqueta RFID personalizada

Con este artículo, Trace ID queremos ofrecer la información más completa posible sobre etiquetas RFID en un artículo online, de una forma concisa y esclarecedora. Nuestra intención es que quien necesite la más completa información sobre las etiquetas RFID, la encuentre reunida en un único artículo accesible en la web. Nos parece útil para todos y, con la intención de mantener el documento actualizado y con información veraz, esperamos que los lectores que quieran hacernos cualquier comentario sobre el contenido, no duden en ponerse en contacto con Trace ID escribiendo a info@trace-id.com.

La tecnología RFID

Las siglas RFID, del inglés Radio Frequency Identification, dan nombre al sistema de recopilación, almacenamiento y actualización de datos a través de las ondas de radio. El propósito básico de un sistema RFID es la trazabilidad individual de objetos, personas y animales, dotándolos de un número de serie único almacenado en la etiqueta RFID con la que están marcados.

Los antecedentes de la tecnología RFID se remontan a los años veinte, sin embargo, no ha sido desarrollada para el uso civil en la industria y el comercio, con una propagación mundial, hasta hace apenas un par de décadas. Encontrarás interesante la historia del nacimiento de la tecnología RFID en nuestro artículo Cómo comenzó la tecnología RFID.

Qué es y para qué sirve un sistema RFID

El sistema RFID es la combinación de varios elementos que interaccionando almacenan, reproducen y actualizan información. Estos elementos son:

  • una etiqueta RFID,
  • un lector RFID,
  • un dispositivo para almacenamiento y gestión de datos.

Si bien estos elementos podemos englobarlos dentro de la categoría hardware, los sistemas RFID funcionan gracias a aplicaciones de software específicas, protocolos de comunicación de datos y estándares, todos creados para que sea posible manejar los datos de una forma global. Sobre estos protocolos y estándares ya hablamos extensamente en este anterior artículo enlazado que puede ser de tu interés.

Conceptos básicos sobre etiquetas RFID

A continuación nos vamos a centrar en las etiquetas RFID propiamente dichas, para más adelante puntualizar la diferencia con lo que son las etiquetas RFID finales.

Qué es una etiqueta RFID

Una etiqueta RFID es un ítem compuesto por:

  • una antena,
  • un transductor radio,
  • un chip unido a la antena por una resina que lo encapsula,
  • un substrato de soporte para todos estos elementos,
  • y por último, una sustancia adhesiva para que la etiqueta pueda pegarse donde convenga.

Luego, una etiqueta RFID final, puede tener otros componentes que varían dependiendo de las necesidades específicas del cliente para usarla, desde una cubierta de foam, o una protección por encapsulado, a estar emparedado entre papel o tela de todo tipo, tener formas y tamaños variados, además de estar impresa.

Frecuencias de las etiquetas RFID

La frecuencia RFID se refiere al tamaño de las ondas de radio utilizadas para comunicarse entre los componentes del sistema RFID. Cuanto más grande es una onda, menor es el número de repeticiones que una onda completa puede hacer en un segundo. 1Hz equivale a una onda en un segundo, 1KHz equivale a mil ondas por segundo y 1MHz equivale a un millón de ondas por segundo.

El tipo de frecuencia determina algunos comportamientos de todo el sistema RFID, por ejemplo, cuanto menor es la frecuencia, más lenta es la velocidad de lectura de datos, pero tiene mayores capacidades para leer bien cerca de metales o líquidos. Por otro lado, cuanto mayor es la frecuencia, más rápida es la velocidad de lectura de datos y más grandes son los rangos de lectura, pero desafortunadamente tiene más sensibilidad a las interferencias causadas por metales o fluidos en el ambiente.

La baja frecuencia (LF RFID) cubre desde 125 KHz hasta 134 KHz y ofrece un rango de lectura de 10 cm. La alta frecuencia(HF RFID) generalmente opera a 13.56MHz y tiene rangos de lectura de 10cm a 1m. Finalmente, la frecuencia ultra alta (UHF RFID) cubre 433MHz y entre 860MHz y 960MHz. El rango de lectura de los sistemas UHF puede ser de hasta 12 metros, y tiene una velocidad de transferencia de datos más rápida que la LF o la HF, pero es la más sensible a las interferencias y no puede leer a través del metal o el agua.

Cómo se fabrican las etiquetas RFID

Las antenas RFID

Para producir etiquetas RFID, primero se realiza un diseño de antena a partir de un propósito o necesidad que se quiere cubrir. El diseño de la antena puede crearse con diferentes softwares. En Trace ID, nuestro desarrollador diseña las antenas RFID con Genesys, un software especializado muy completo de última generación. Una vez diseñada la antena y hechas las pruebas de rendimiento pertinentes, ya se pueden fabricar.

Las antenas que comercializa Trace ID son de aluminio, pero otras pueden ser de cobre, tinta metalizada o incluso se están desarrollando antenas fabricadas con compuestos de fibra de carbón.

Las antenas de aluminio se fabrican en rollos de aluminio de muy pocas micras de grosor, que está sobre bobina de PET. Aplicando una reserva que delimita la forma final de la antena sobre el aluminio, se elimina el aluminio sobrante del rollo, el que queda fuera de la reserva, quedando sobre el PET solo las antenas de aluminio. Una vez los rollos de antenas están listos, ya pueden pasar al siguiente paso para la fabricación de las etiquetas RFID.

Bobina de antenas RFID sin chip

Bobina de antenas RFID sin chip.

Chips RFID

Los chips RFID almacenan la información que es emitida a través de las ondas de radio gracias a la antena y el lector RFID. El chip es estimulado cuando recibe una petición por radiofrecuencia enviada por un lector y a su vez emite por radio la información que contiene.

Esta estimulación puede ser activa o pasiva, Una etiqueta RFID es pasiva cuando no lleva incorporada una batería que produzca la energía necesaria para emitir de vuelta la información por radio. O sea, el circuito se activa por inducción y la antena ocupa la mayor parte de la etiqueta, ya que la antena tiene la doble función de captar la energía que hace funcionar el sistema y emitir la señal de radio con la información almacenada en el chip.

En Trace ID equipamos nuestras etiquetas RFID con chips de los dos proveedores líderes de chips RFID, que son IMPINJ y NXP.

Las máquinas de bonding

El siguiente paso es la inserción de los chips en las antenas. Esto se hace en las máquinas de bonding. En el mercado hay muchas máquinas para la producción de tecnología RFID, en Trace ID nos equipamos con los proveedores líderes de la industria. Las máquinas de bonding y las de converting (de las que hablaremos más adelante), con las que fabricamos en Trace ID fueron diseñadas y producidas por Mühlbauer.

En la máquina de bonding entra el rollo de antenas y se adhiere el chip en un punto exacto y determinado con resina epoxid. La bobina resultante tiene las antenas con chip que se llaman “dry inlay”.

El dry inlay

El dry inlay es la antena equipada con el chip sobre la bobina de PET. Carece por tanto de forma de etiqueta y adhesivo, por lo que todavía no es una etiqueta RFID.

Dry inlays RFID

Bobina de dry inlays en dos hileras. Antenas con chip sobre PET.

Las máquinas de converting

La máquina de converting es la máquina en la que la bobina de dry inlays se convierte en una bobina de “wet inlays”, lo que significa que la bobina ya no llevará sólo los inlays sinó que llevará los inlays troquelados y con sustancia adhesiva.

Fabricación de los wet inlays

En esta máquina, los dry inlays en la capa de PET son cubiertos por una capa de sustancia adhesiva que está sobre una capa de papel siliconado. Luego son troquelados con las medidas de la etiqueta que se necesita. Cuando son troquelados se cortan todas las capas excepto la de papel siliconado. Por último, se desechan los sobrantes de todas las capas para que queden solamente los wet inlays sobre el papel siliconado. Así los wet inlays pueden ser despegados del papel siliconado y pegados sobre cualquier superficie como etiquetas.

Wet inlays RFID

Bobina de wet inlays. Etiquetas RFID autoadhesivas.

Fabricación de los white wet inlays

El proceso de fabricación de las “white wet inlays” es el mismo que el de las incrustaciones húmedas, pero también se agrega una capa de papel como cara frontal de la etiqueta.

White wet inlays RFID

Bobina de white wet inlays. Etiquetas RFID autoadhesivas con frontal.

Formatos de las etiquetas RFID personalizadas

Como ya hemos mencionado más arriba, los formatos de las etiquetas RFID finales pueden variar mucho porque dependen de las necesidades específicas de cada implementación RFID. Aún así podemos enumerar los formatos más comunes en la industria del RFID.

  • Sandwich: el inlay RFID queda insertado entre dos laminas. Estas laminas sujetan el inlay y suelen estar impresas con información de lectura humana.
  • Encapsulado: se suele encapsular para proteger el inlay de líquidos.
  • Sobre foam: el foam proporciona un grosor necesario para separar el inlay de por ejempo metales. Esto se hace por que la radiofrecuencia se ve afectada especialmente por la presencia de metales.

En relación a los tamaños, estos también pueden variar mucho, desde etiquetas muy pequeñas que no superan los 10 mm a etiquetas grandes de decenas de centímetros. Lo mismo podemos decir sobre las siluetas de las etiquetas, que pueden ser muy diferentes dependiendo del diseño del cliente.

Fabricación de las etiquetas RFID personalizadas

Cuando el pedido del cliente ha sido de etiquetas RFID personalizadas y no de wet o white wet, de todos modos tenemos que hacer primero wet. Siempre se debe hacer wet primero para luego hacer etiquetas personalizadas. Además los materiales de los frontales son muy variados.

Pasos fabricación

En la misma máquina de conversión donde hemos fabricado las incrustaciones húmedas, hacemos un segundo proceso para agregar la capa frontal requerida por el cliente, y para cortar la forma personalizada de la etiqueta de acuerdo con el diseño del cliente.

Finalmente, ya tenemos las etiquetas individuales pegadas a una bobina de papel siliconado. En las fotos habéis podido ir viendo los ejemplos de dry inlay, wet, white wet y etiquetas.

Customized RFID labels

Bobina de etiquetas RFID personalizadas para un cliente de joyería.

Materiales que componen una etiqueta RFID

Los materiales son diversos, desde papeles y telas a plásticos. En cambio, se evitarán los metales por que podrían afectar negativamente el funcionamiento de la radiofrecuencia. Los únicos metales son los que podemos encontrar en la composición de la antena y el chip.

Codificación e impresión

Después de su fabricación, las etiquetas RFID pasan a la línea de codificación y en casos concretos también de impresión. En Trace ID, codificamos las etiquetas con máquinas SATO, que también permiten imprimir elementos sencillos o códigos de barras.

Test de comprobación

Las etiquetas RFID pasan por diversos controles de calidad en relación a su rendimiento, correcta codificación, etc. En Trace ID, ejecutamos el control de calidad a través de soluciones de medición y test de la marca Voyantic.

***

Esperamos que toda esta información sea de utilidad para todos los interesados en la tecnología RFID. Si queréis seguir ampliando el tema os recomendamos dar un vistazo al resto de artículos del blog, y especialmente a Comprender una hoja de datos RFID. Próximamente publicaremos la segunda parte de este extenso tema para completar el artículo con: Las aplicaciones de la tecnología RFID.

Guía completa sobre etiquetas RFID (I)
Leer más